La unión con Dios


En este día, pongo a vuestra disposición una sencilla oración que me han enviado. Ojalá nos sirva para orarla varias veces y demostrar, de esta manera, nuestro amor a Jesús, y nuestro deseo de unión a Él. ¿Qué es unirse a tí, Señor?

El Señor nos responde: Es pensar en mí, es hablar conmigo como el mejor y más dulce amigo. Es buscar mis intereses, es sufrir por mi causa. Es preocuparse de mi reino, es recordar mis sufrimientos. Es derramar tu amor en mi amor: ÁMAME COMO PUEDAS, YO PERFECIONO.

1 comentario:

Taller de Oracion dijo...

"Yo perfecciono" ¡qué bonito y qué cierto! El Señor acepta nuestro torpe amor, y lo potencia.